Placa Dental: Conoce las Consecuencias de no Tratarla

Una sonrisa saludable y estética es algo que todos aspiran a tener. Sin embargo, hay condiciones que representan un obstáculo si quieres dientes sanos y bonitos. La placa dental es una de ellas.

Puede que lo ignores, pero la placa dental es una de las principales razones por las que aparece la caries. Además, muchas enfermedades de las encías son consecuencia de esta molesta y antiestética condición.

Aquí conocerás por qué se origina la placa dental y qué debes hacer para prevenirla. Son consejos sencillos, pero de gran utilidad para tener la sonrisa que siempre has soñado.

 

Placa dental y sarro dental

La placa dental es una película blanda e incolora formada por bacterias que se adhiere a tus dientes y encías. Mientras que el sarro es el endurecimiento de la placa que no se ha eliminado.

La placa dental es difícil de detectar a primera vista, pero es muy fácil removerla con un buen cepillado y el uso de seda dental.

Mientras que el sarro sí es perceptible ya que mancha los dientes de un color amarillento. En este caso el cepillado y la seda no serán suficientes para eliminarlo, por lo que debes acudir al odontólogo para retirarlo.

¿Pero por qué se forma la placa dental? Principalmente por la acumulación de bacterias que están presentes en la boca, restos de comidas y proteínas que produce la saliva de forma natural.

Cuando la placa dental se adhiere a tus dientes y dejas transcurrir mucho tiempo sin tratarla, aparecen problemas mucho más graves. ¿Cuáles? Te explicamos en el próximo punto.

 

Tipos de placa dental

De acuerdo con la localización existen dos tipos de sarro:

Sarro supragingival

En este casos el sarro se ubica por encima de la línea de la encía.

Sarro subgingival

También se denomina infragingival y se ubica por debajo de la línea de la encía.

¿Cuáles son las consecuencias de no tratar la placa dental?

Estas son las consecuencias de no tratar la placa dental a tiempo: 

Gingivitis      

Aparece como consecuencia de la placa bacteriana adherida a los dientes, causando sangrado e inflamación de las encías.

Es importante saber que además de la placa dental, hay otras condiciones de salud que pueden causar gingivitis. Entre ellas; embarazo y cambios hormonales, diabetes, dientes mal alineados y el uso de algunos medicamentos.

Mal aliento

También conocido como halitosis, es otra consecuencia del sarro dental y causante de un gran malestar en tu vida cotidiana.

Cuando el mal aliento es originado por el sarro, debes acudir al dentista para tratar el problema, pues no desaparecerá con el cepillado.

Periodontitis

La periodontitis es una enfermedad infecciosa que afecta y daña los tejidos que rodean y soportan al diente. Es fácil detectar esta condición, ya que inicia con el enrojecimiento y sangrado de las encías cuando te cepillas o espontáneamente.

¿Cómo aparece? La placa y el sarro se acumulan alrededor de los dientes, causando posteriormente la inflamación del área.

Una vez que aparece la inflamación, crecen bolsas o pequeños sacos entre la encía y el diente que se llenan de bacterias.

Cuando esas bolsas o sacos periodontales no son tratados, las bacterias acumuladas dañan el hueso. También se ven afectados los tejidos que soportan al diente.

Es importante saber que la periodontitis se clasifica en:

  • Periodontitis crónica: Tiene un avance lento y no daña de la misma forma a todas las piezas dentales. Puede llegar a perjudicar tanto el tejido que el hueso se perdería de forma irreversible.
  • Periodontitis agresiva: El deterioro óseo ocurre bastante rápidamente y puede presentarse a cualquier edad.
  • Periodontitis con manifestación de enfermedad sistémica: Cuando los pacientes padecen enfermedades como diabetes y leucemia.
  • Enfermedad periodontal necrosante: En estos casos la necrosis gingival avanza con rapidez causando el deterioro de los tejidos en la zona.
  • Absceso periodontal: En esta etapa, la infección ha logrado extenderse por los tejidos debido a que no puede drenarse el pus. Todo esto acelera la destrucción ósea y se considera una emergencia clínica.
  • Retracción de la encía

    Ocurre cuando se ha acelerado la pérdida del tejido gingival. En esta etapa, los dientes quedan extremadamente expuestos y sin el soporte dentario que los protege.

    La retracción de encías no solo es causada por un problema de placa dental no tratada. También existen otros factores que pueden influir como:

    • Mala higiene dental
    • Cepillado muy fuerte
    • Traumatismos
    • Periodontitis
    • Fumar tacaco

    Pérdida de dientes

    Cuando el sarro ha causado un daño irreversible sobre los tejidos y el hueso, se produce la pérdida del diente. En estos casos, es necesario recurrir a la sustitución de la pieza perdida con un implante dental.

     

    ¿Cómo quitar el sarro dental?

    Las bacterias están presentes en la boca de todas las personas. Sin embargo, hay acciones específicas que puedes realizar para mantener tus dientes libres de placa dental. Entre ellas, procura tener los siguientes hábitos:

    • Practica una buena higiene dental, cepíllate de dos a tres veces al día.
    • Usa la seda dental diariamente para retirar residuos de placa que no puede alcanzar el cepillo.
    • Usa enjuague bucal al menos dos veces al día.
    • Limita la ingesta de azúcares y alimentos con almidón.
    • Visita regularmente al odontólogo y si es posible realízate limpiezas dentales.

     

    Conclusión

    La placa dental es una condición que puede ser difícil de detectar a primera vista. Y es precisamente por esa razón que deberías estar atento a los cambios que experimentan tus dientes.

    Si no tratas la placa dental a tiempo, te expones a situaciones que afectan tu estética dental debido a la aparición de sarro.

    Pero las consecuencias más graves serán las vinculadas a la salud de tu boca. Podrías llegar a padecer enfermedades como gingivitis, periodontitis, retracción de encías y hasta pérdida de piezas dentales.

    Recuerda que en Dentisalud cuentas con el apoyo de expertos que te pueden orientar para prevenir la placa dental. Además, tenemos los mejores tratamientos odontológicos para que tengas la sonrisa que mereces.